Sus aplicaciones

A escala industrial, el esmalte se utiliza sobre todo como protección para materiales ferrosos (acero y hierro fundido) sujetos a un rápido deterioro, óxido y corrosión: el esmaltado los protege a lo largo del tiempo evitando altos costos de mantenimiento y sustitución. En años recientes las aplicaciones se han extendido cada vez más y adicionalmente a productos con superficies de fondo con menor grado de corrosión (aluminio, cobre, acero inoxidable): confirmación válida del valor estético, funcional y también protector de este material. Por estos motivos, el esmalte de porcelana ha sido utilizado más ampliamente en el hogar: de sartenes a utensilios de cocina, de artículos sanitarios a electrodomésticos, estufas y elementos de construcción. Incluso las salas de cirugía están dotadas de paneles esmaltados en sus paredes. El esmalte es ampliamente conocido en la industria química. Reactores químicos, tuberías y accesorios son fabricados en acero o hierro fundido esmaltado.

9